viernes, 19 de marzo de 2021

DIGESTIÓN EN VIVO

 

El pasado mes de febrero los alumnos de 1º FPB, con su profesora María Jaramillo, guardando las distancias de seguridad y respetando las debidas medidas de higiene, subieron al laboratorio para ver cómo es la digestión dentro de nuestro organismo y hacerse una idea de cuál es la longitud de nuestro aparato digestivo si lo “desenrollamos” y lo estiramos desde la boca hasta el ano.

 

Todo preparado para empezar la práctica

 El proceso comenzó en la boca, donde introdujeron los alimentos y el agua, así como la saliva (un poco de agua jabonosa), y estuvieron “masticando” con el mortero, las pinzas y las tijeras a modo de molares, caninos e incisivos. 

Con unas palas o cucharas, a modo de lengua, hicieron pasar el bolo alimenticio al esófago a través de la faringe, simulando los movimientos peristálticos con las manos, hasta la llegada al estómago (una bolsa donde el zip simula el cardias)

 

En el estómago introdujeron el ácido clorhídrico, necesario para que funcione la pepsina y juntos deshagan el alimento. Y, previamente, se había introducido el mucus, que protege las paredes del estómago. 

Los nutrientes pasan a la sangre (agua y colorante) desde el intestino delgado (una manga de camiseta que escurrieron sobre el recipiente con “sangre”)
 

El proceso continúa en el intestino grueso, que absorbe el agua y finalmente, gracias a los movimientos peristálticos, el resultado es expulsado por el esfínter anal (bolsa con agujero). 

Referencias:

Adaptado de un taller de Fátima Miró en “La Rubisco es lo Más”: http://www.larubiscoeslomas.com/cacas/

Gracias al compañero Fernando Hernández Trejo, del IES San José de Badajoz, por sus consejos y el material que me pasó.

Gracias María por compartir con todos esta práctica tan interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario